lunes, 1 de diciembre de 2008

Little Britain




La comedia televisiva en otros lares está a años luz de lo que hay en el panorama nacional. Mientras que en EEUU está por ejemplo el Saturday Night Live con 30 años a sus espaldas y con muy buena salud (como se ha podido comprobar en el último especial sobre las elecciones norteamericanas) o en Gran Bretaña los reyes son Matt Lucas y David Walliams con Little Britain, aquí tenemos a Los Morancos y a Cruz y Raya. No es que lo de fuera sea mejor; es que lo de dentro suele ser casi siempre lo mismo: imitaciones chabacanas y carentes de ironía.

Hace un par de años haciendo zapping me encontré con una serie en versión original subtitulada con unos personajes un tanto extraños. Mi primera impresión fue que estaban reponiendo Monty Phyton's Flying Circus , pero qué va, era igual de transgresor, pero sólo con dos actores.

Resultó ser Little Britain. Un programa que dura unos 25 minutos basado en sketches que protagonizan una serie de personajes de lo más variopinto que se suponen que reflejan a los estereotipos británicos. Algunos son Sebastian (asistente del Primer ministro inglés del cual está enamorado), Marjorie (encargada de un grupo de adelgazamiento que insulta a sus alumnos), Anne (una loca que sólo dice "eh eh eeeeehhh") o Andy y Lou (el primero va en silla de ruedas, cuando puede andar perfectamente, sólo porque es un vago y quiere que su amigo Lou cuide de él); todo ellos interpretados por Matt Lucas y David Walliams.





La serie fue en un principio un programa radiofónico emitido en BBC Radio que saltó en 2005 a la BBC y que ahora ha cruzado el charco a EEUU con Little Britain USA donde se emite en la HBO con éxito. Sus personajes son grotescos, homófobos, racistas, surrealistas, bizarros, escatológicos, pero siempre con un humor diferente y en cierto modo autoparódico. Podrá gustar o no, pero no dejará a nadie indiferente.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Geniales!! como muy bien has definido, es surrealista, chabacano y absurdo... pero tienen gracia! me encanta el gay superloca del pueblo "sin gays" que se siente rechazado y aislado y un bicho raro porque... "no hay gays"... me encanta el de la silla de ruedas, con sus caprichos estúpidos... me encanta la niñata (yes, no, yes, no, yes, no...)... y me chifla Anne (eh, eh, eeeeeeh...).

Si la serie de por si es graciosa... verla con amigos no tiene precio.

Amidala

Juanma dijo...

No tenía ni idea de esta gente, Ali. Cómo te envidio esta cultura cinematográfica (o televisiva) que tienes...
Un abrazo, te veo el miércoles.

Juanma dijo...

El paréntesis debe decir "y televisiva"...ay, la edad me va dando estas erratas.
Un abrazo.

Alguien en la ciudad dijo...

No los he visto nunca, pero se me asimila al estilo Muchachada Nui o La Hora Chanante...que son espectaculares.

Con lo del humor por España llevas toda la razón, ahora para contrarrestar el chabacanerío reinante estan los mejores: Faemino y Cansado.

Habrá que ver este programa desde luego. Que lo bueno escasea.

Un saludo