miércoles, 19 de noviembre de 2008

Sospechosos habituales

De vez en cuando se descubren joyas, sin esperártelas, que te dejan un muy buen sabor de boca. Esa sensación me ocurrió por el año 1996 cuando me alquilé en el videoclub "Sospechosos habituales" (1995). No sabía que pillar y cogí una cuya carátula me llamó la atención. La película ya me enganchó desde el primer minuto con una escena donde se ve a un misterioso hombre en un barco que encañona al personaje interpretado por Gabriel Byrne.

Resulta que todo ésto y, prácticamente toda la película, es un flashback que relata un tullido llamado Verbal Kint (Kevin Spacey) a un inspector del FBI (Chazz Palminteri) sobre los sucesos ocurridos en el susodicho barco donde aparecieron asesinadas 27 personas y lo acaecido los días anteriores cuando se conocieron en una rueda de conocimiento cinco delinquentes, cinco sospechosos habituales, que guardan relación con todo el suceso.

La película la dirigió, un desconocido por aquel entonces, Bryan Singer que posteriormente hizo "Verano de corrupción" (1997), "X-men" (2000), "Superman returns" (2006) o la próxima de Tom Cruise, "Valkiria" (2008). El resto de actores no eran de primera fila, pero sí con cierta relevancia y calidad como eran Kevin Pollak, Stephen Baldwin, Pete Postlewaite o Benicio del Toro. Tuvo un presupuesto de 6 millones de dólares, recaudando unos 23 millones en EEUU. Para lo invertido fue un éxito, pero sobre todo tuvo el favor de la crítica, aunque no gozó del apoyo del público. Incluso ganó dos Oscars al mejor guión original y al mejor actor secundario (Kevin Spacey) .

Sin duda lo mejor del filme es ese puzzle que gira entre los sospechosos habituales y un personaje enigmático y sanguinario llamado Keyser Söze, en el cual parece que andas perdido toda la película, pero que, finalmente, en el último fotograma encaja, dejando todo atado.

Me quedo con dos frases que se dicen en la película:

"- Yo no creo en Dios, y sin embargo le temo.
- Pues yo creo en Dios y la única cosa que me asusta es Keyser Söze."

"
El mejor truco que el diablo inventó fue convencer al mundo de que no existía."

Lo dicho, una joya, que siempre que puedo recomiendo ya que creo que es uno de los mejores thrillers de los 90.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal y como la has puesto, me han entrado ganas de verla!!

Algo parecido me ocurrió a mi con Amelie... película a la que no le hice ni caso cuando estaba en todo su esplendor de taquilla, pero que, años más tarde y por casualidad, llegó a mis manos. Y me enamoró desde el principio hasta el final, acompañando a dicho enamoramiento su fastástica banda sonora.

Nada, a ver si nos descubres más joyitas de estas, que se agradecen, hombre.

Amidala

El Séneca dijo...

Si te contara mi historia de amor-odio con El silencio de los corderos, no te la creerías... ;)

RadioFunk dijo...

Tú primera entrada bien merece unas líneas.Hace algunos años un grupo de amigos y yo mismo teníamos la sana costumbre de quedar los sábados para ir al cine en sesión matinal,ver alguna peli y después irnos a tomar una cerveza y comentar la peli.No siempre fueron buenas esas pelis,pero alguna que otra vez nos encontramos con joyitas.
Ese es el caso de Sospechosos Habituales.Me llamo la atención sobre todo el cartel de la peli y porque conocía a algunos de sus actores como Gabriel Byrne y Kevin Spacey.
A parte del magnetismo que desprenden todos,sobresaliendo por encima de ellos la figura de un monstruo de la interpretación como es Kevin Spacey,lo que me dejo "tocado",en el buen sentido, fue el fantástico guión original de Christopher McQuarrie.
Como consigue hacer encajar todas las piezas en el film,es todo un ejercicio de sabiduria que debería enseñarse en las escuelas de cine.
Recuerdo que aquel sábado,eramos muy pocos en la sala.La pelicula se acababa de estrenar y poca gente la conocia.También recuerdo como aplaudimos mi amigo Javi y yo al final de la peli.
Creo que es la ultima vez que aplaudí en el cine.Mi amigo Javi y yo nos miramos y en ese momento nos dimos cuenta de que posiblemente estamos ante una de las mejores peliculas de los ultimos 20 años....y creo que no nos equivocamos.

Ludwig Constantine dijo...

Sólo por la escena en la que Verbal cuenta la historia de Keyser Soze ya merece la pena. Y ese final...

Jordi de Triana dijo...

Saludos Ali por este blog. Buena oportunidad para salir de mi oscuridad. No soy un apasionado del cine. Espero encontrar en tu rincón de internet motivos para acercarme a este arte tan desconocido para mí.

Un abrazo

dijo...

Gran película para inaugurar tu blog. Es de mis favoritas. Espero que sigas escribiendo sobre joyas como esta y que RadioFunk te acompañe con sus comentarios...Es como si lo viera, diciendo: "Tu primera entrada bien merece unas líneas". Auténtico.

Y hablando del dúo cinéfilo...Alguna infame de esas míticas tendrá que caer, ¿no?

Luz de Gas dijo...

La pongo a bajar ahora mismo

Kobayashi dijo...

Luz de Gas, espero tu crítica.

Canónigo Alberico dijo...

genial ali, he visto sospechosos habituales una jarta de veces y cada vez que la veo me gusta mas. El truco del diablo genial y más viniendo del propio diablo.Porque creo que es el propio diablo quien la dice verdad?.

Un abrazo

Kobayashi dijo...

Crees bien Canónigo.

Un abrazo.